Banderas negras visten frontis del Club Palestino en señal de protesta por “Acuerdo del Siglo” de Trump

 texto y foto Comunidad Palestina
Desde la Comunidad Palestina de Chile hicieron un llamado a la Cancillería a condenar el “Acuerdo del Siglo” y aseguraron que constituye un obstáculo importante para una solución biestatal, salida que tanto Chile, como la Comunidad Internacional reconoce como mejor alternativa para la paz.

Decenas de banderas negras amanecieron hoy vistiendo el frontis del Club Palestino en Santiago, en señal de descontento al “Acuerdo del Siglo” anunciado por el Presidente de EE.UU., Donald Trump.

La propuesta, que días antes fue conversada a puerta cerrada con el premier israelí, Benjamín Netanyahu, y el líder de la oposición, Beny Gantz, excluyó a los representantes del pueblo Palestino, quienes conocieron después los puntos del “acuerdo”, que los deja en una difícil posición y lejos de una solución que pasa por la formación de dos estados en el marco de las resoluciones dictaminadas por los organismos internacionales.

En ese marco, la Comunidad Palestina de Chile ve con preocupación la propuesta de Trump por tratarse de “una imposición que pretende por un lado invisibilizar y negar la existencia histórica, política y jurídica de Palestina y, por otro lado, proteger, promover y legitimar las acciones ilegales israelíes que día a día están alterando la composición demográfica, el carácter y el estatuto del Territorio Palestino Ocupado”, según detalla la declaración emitida desde la Comunidad.

Los representantes de la más grande comunidad fuera de Medio Oriente destacan que “el anuncio no es más que un apoyo a la administración de Netanyahu, justo durante la semana en que el Parlamento de Israel (Kneset) aborda su inmunidad tras estar imputado en graves casos de corrupción, y de cara además a la tercera elección israelí en menos de un año del mandatario, quien no ha logrado formar gobierno”.

Precisaron además que el “acuerdo”, “busca continuar favoreciendo la colonización de Palestina por parte de Israel, transformando una ocupación temporal en permanente, puesto que valida la anexión de los Territorios Ocupados Palestinos, incluida Jerusalén Oriental, con acciones como la construcción y expansión de los asentamientos, el traslado de colonos israelíes, la confiscación de tierras, la demolición de viviendas y el desplazamiento de civiles palestinos, en total contravención a lo establecido por la Comunidad Internacional (…) debiendo considerar el retorno de los refugiados palestinos, la igualdad de derechos y el fin de la ocupación militar”.

Finalmente, hicieron un llamado al Gobierno de Chile y a su Ministerio Relaciones Exteriores, “para que condene con fuerza este anuncio que, por una parte atenta contra la credibilidad y legitimidad del sistema jurídico internacional, provocando un quiebre sin precedentes a los pilares fundacionales de nuestra Sociedad amparada en la Carta de las Naciones Unidas, y por otro lado, constituye un obstáculo importante para una solución biestatal, salida que tanto Chile, como la Comunidad Internacional reconoce como mejor alternativa para la paz en el marco del respeto a las resoluciones pertinentes del Consejo de Seguridad de la ONU”.